Museo de la Historia en Pontevedra

  • Localización — Pontevedra
  • Fecha — 2008
  • Promotor — Concello de Pontevedra
  • Autores — Angel Cid y Jose Santos
  • Colaboradores — Silvia Diz, Alfonso Castro, Carlos Perandones, arquitectos.
  • Superficie (m2) — 3.845,55
  • Presupuesto (€) — 3.153.910

El museo se desarrolla bajo una gran bóveda, en un espacio fluido, intimista y oscuro. exteriormente el espacio público se transforma en una loma poliédrica, transitable y cubierta por un manto vegetal. el museo se refleja en esta cubierta a través de las trazas de los caminos y de formas que configuran su identidad y sirven de acceso, luz y ventilación
TRAZAS
Las excavaciones han revelado dos trazas que hemos considerado fundamentales: la prolongación del puente del burgo por el que discurre el “camino de Santiago” y los restos de la “muralla medieval”. Ambas se reflejan directamente sobre la cubierta. También es importante la traza de la “torre da ponte” sobre la que ubicamos la pieza del “mirador”.
TRÁFICOS
La propuesta cuenta con que los 4 carriles que en la actualidad discurren por el borde norte del ámbito se reducirán a 2. También se considera la posibilidad de que en el futuro el tráfico rodado quede suprimido tanto en estos carriles como en el propio puente.
FORMA
Se proyecta un poliedro piramidal con planos vegetales que arrancan del suelo. seccionado por la traza del tráfico rodado, su forma es coyuntural, pendiente de que este tráfico se suprima y que los planos del poliedro puedan descender hasta el borde del río.
ESTRUCTURA
La bóveda se construye mediante una sucesión de pórticos formados por perfiles metálicos de canto variable (sobre 80 cm) y separados entre sí un metro.
ACCESOS Y CAMINOS
El acceso principal al museo se realiza por una rampa descendente situada en el extremo oeste. Hay un acceso de servicio en el extremo este y una salida de emergencia por la pieza del “mirador”. La cubierta está recorrida por caminos, en la mayoría de los casos “accesibles”. La traza del “camino” cruza la pieza del “mirador” como recuerdo de la “torre da ponte”. Su continuidad queda pendiente de la prolongación de la loma cuando se suprima el tráfico rodado y se peatonalice el puente del burgo.
USOS
El elemento principal del museo es un espacio único en el que se encuentran los restos arqueológicos y la “sala de historia de la ciudad” (cota +3,00). esta “sala” se encuentra en el lado norte de la zona de los restos. Se busca total comunicación visual entre ambos ámbitos para facilitar la mejor comprensión del conjunto. Un “mirador” situado en la zona central de la planta, sobre la traza de la antigua “torre da ponte”, con plataformas en las cotas +6,35 y 8,85, permite una visión del conjunto de los restos.
CIRCULACIONES
a través de la rampa de acceso se accede directamente al “área de recepción”. A partir de aquí se inicia un recorrido que empieza por la “sala de historia de la ciudad” y a continuación va discurriendo a través de los restos arqueológicos por una plataforma que desciende hasta la cota +0,60 para observar los últimos arcos del puente del burgo. De camino va dando acceso al “mirador”, al “área a de investigación y administración”, al acceso secundario y al “área de servicio”.
LUZ
interiormente el museo está concebido como un ámbito de claroscuro. La luz cenital del “área de recepción” y de las “áreas de investigación y administración” y “de servicio” contrasta con la penumbra del “área de exposición permanente”. En el nivel -2, sendos lucernarios iluminan ambos accesos. Además un lucernario lineal baña la pared de la zona de circulación. En el “mirador”, un ventanal permite establecer la relación visual Entre los restos arqueológicos (el puente, la muralla, el peirao,…) y el exterior con el puente, el río y sus márgenes. De todos modos la entrada de luz será totalmente controlada; lamas en fachada y en la escalera y paredes oscuras harán que el mirador sea una caja oscura, evitando así que la luz distorsione la penumbra interior.